Terapia familiar y sistémica

Muchos de nosotros arrastramos heridas desde nuestro periodo perinatal, experiencias vitales que han resultado traumáticas, e incluso un legado que nos pesa, derivado de nuestra historia familiar.

 

La perspectiva sistémica nos permite repensar nuestras relaciones en el marco de la complejidad: reconociendo que al igual que en la naturaleza la biodiversidad es un factor que mejora la supervivencia, en cada entorno familiar la unicidad de sus miembros contribuye a crear un conjunto más poderoso.

 

Respetar las particularidades de cada familia, de cada sistema, reconocer su historia, su recorrido, así como el papel específico de cada una de las personas que la componen, permite comprender sus fortalezas y necesidades, facilitando que fluya la comunicación y, con ella, el despliegue de sus potencialidades.

 

La terapia familiar se dirige a conseguir estos objetivos, y así, desde el conjunto, actualizar las relaciones y promover el desarrollo individual de sus miembros.

 

Pide vuestra cita

 

Des_Conectando el útero: salud mental sexual y reproductiva

Tuve ocasión de participar en las I Jornadas Multidisciplinares de Ginecología del Área I del Servicio Murciano de Salud, …

El efecto de la psicopatología en el embarazo sobre el desarrollo fetal

El pasado 13 de febrero estuve impartiendo junto a Ibone Olza el Seminario en Psicopatología del Embarazo del Instituto …

Cuento: El legado de los ancestros

Las hazañas de nuestros ancestros quedan grabadas en nuestra piel, como los tatuajes de este cuento.  ¿Cómo acceder …